TAQUÉ MECÁNICO E HIDRÁULICO

Categorías: INDUSTRIAL | REPUESTO | Sin categoría | TURISMO

El taqué desempeña un papel esencial para asegurar que el motor funcione con eficacia, pero ¿qué es y cómo funciona?

La función principal de este recambio es transferir el movimiento del árbol de levas a las válvulas del motor, lo que les permite abrirse y cerrarse en el momento adecuado.

El taqué funciona siguiendo el movimiento del árbol de levas, que tiene una serie de levas que empujan contra el taqué a intervalos específicos. Al girar el árbol de levas, las levas levantan el taqué, que a su vez empuja la varilla de empuje y el balancín, haciendo que la válvula se abra y se cierre.

Hay dos tipos principales de taqués de motor: taqués hidráulicos y taqués mecánicos.

TAQUÉ MECÁNICO

Los taqués mecánicos son taqués macizos que requieren un ajuste manual para mantener la holgura adecuada de la válvula. La holgura de la válvula es el espacio entre el balancín y el vástago de la válvula cuando la válvula está completamente cerrada.

Los taqués mecánicos constan de un cuerpo metálico macizo que está en contacto directo con el árbol de levas. Cuando el árbol de levas gira, levanta el taqué, que a su vez abre la válvula.

La holgura de la válvula en los taqués mecánicos se ajusta girando un tornillo situado en la parte superior del taqué. Este tornillo controla la altura del taqué y, por tanto, la holgura entre el vástago de la válvula y el balancín.

En general, los taqués mecánicos se siguen utilizando habitualmente en muchos motores, sobre todo en aplicaciones de alto rendimiento. Cuentan con un diseño sencillo que puede soportar altas revoluciones y cargas pesadas. Sin embargo, requieren más mantenimiento que los taqués hidráulicos y su funcionamiento puede ser más ruidoso.

TAQUÉ HIDRÁULICO

Los taqués hidráulicos se utilizan en muchos motores modernos de combustión interna. Estos taqués están diseñados para compensar automáticamente la holgura de la válvula.

Constan de un pequeño cuerpo cilíndrico que aloja un pistón y un muelle. El pistón se sitúa entre la varilla de empuje y el balancín, y el muelle mantiene el pistón en contacto con el árbol de levas. Cuando el árbol de levas gira, levanta el taqué, haciendo que el pistón comprima el muelle y cree una bolsa de aceite dentro del taqué.

Una ventaja de los taqués hidráulicos es su capacidad para reducir el ruido y las vibraciones del motor. Como los taqués hidráulicos se ajustan automáticamente para compensar el juego de las válvulas, hay menos holgura en el tren de válvulas, lo que reduce el ruido y mejora el rendimiento general del motor.

Sin embargo, los taqués hidráulicos también tienen algunas desventajas. Pueden ser más complejos que los taqués mecánicos y requieren una fabricación y un montaje precisos para funcionar correctamente. Los taqués hidráulicos también son susceptibles a la contaminación del aceite, lo que puede hacer que fallen y dañar el motor.

¿CUÁNDO ELEGIR UNO U OTRO?

La elección entre taqués hidráulicos y mecánicos depende de diversos factores, como el diseño del motor, el uso previsto del mismo y los objetivos de rendimiento del constructor o propietario.

En general, los taqués hidráulicos se utilizan en motores modernos y en aplicaciones en las que la facilidad de mantenimiento y el funcionamiento silencioso son factores importantes. Los taqués hidráulicos se utilizan normalmente en motores de turismos, así como en muchos motores marinos pequeños y medianos. También se suelen utilizar en motores diésel, ya que proporcionan un buen control de la sincronización de las válvulas y son menos propensos al desgaste que los taqués mecánicos.

¿Necesitas cambiar este repuesto para reparar el motor? En Oryx Parts contamos con una amplia gama de taqués tanto para turismos como para motores industriales. ¡Contáctanos!

1 comentario en «TAQUÉ MECÁNICO E HIDRÁULICO»

Deja un comentario